La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

    La osteopatía es un conjunto de técnicas manuales dirigidas a restaurar y mantener el equilibrio del cuerpo, permitiendo y posibilitando, la autorregulación del organismo.

    Los tratamientos se aplican mediante técnicas estructurales, craneales, viscerales y fasciales, sobre toda alteración a nivel de la columna vertebral, secuelas de accidentes, artrosis, contracturas, trastornos digestivos, dolores de cabeza, vértigos... pero también es muy efectiva en las alteraciones funcionales ginecológicas como:

  • Dolor en la menstruación 
  • Alteraciones del ciclo
  • Adherencias post-quirúrgicas
  • Ciertas infertilidades de causa funcional
  • Síndrome pre-menstrual
  • Dolor uterino
  • Cistitis repetitivas
  • Molestias en el coito
  • Trastornos en el embarazo.

    Muchas mujeres afrontan su maternidad sin prepararse para ello. Puede que tengas disfunciones pélvicas, a nivel estructural o visceral, y que no seas consciente de ello, y el hecho de gestar y aumentar el peso fetal mes a mes provoca que tu cuerpo empiece a quejarse.

    Recomendamos que antes de un embarazo te hagas una revisión osteopática para preparar la estructura al nuevo acontecimiento y durante el embarazo, si es necesario, te ayudaremos a prepararte para el parto. Finalmente, en el post parto haremos un reequilibrio pélvico para detectar anomalías por compensaciones y evitar molestias posteriores.

    Es importante que trabajes la pelvis, que aprendas qué sucede en ella en este periodo. Porque durante el embarazo este conjunto articular sufre muchos cambios y adaptaciones. Por esta razón es primordial mantener una óptima movilidad. Como también lo es mantener un buen tono de toda la musculatura del suelo pélvico, la cual va a debilitarse debido al peso del útero, haciéndose vulnerable a posibles desgarros en el parto, y si no se trabaja adecuadamente, serás candidata a futuras incontinencias a nivel urinario, fecal, o prolapsos.

    Ante todo piensa que el embarazo es un periodo normal y que estar embarazada no significa un riesgo, ya que:

  • Cada embarazo es distinto.
  • Frente a las anormalidades existen profesionales que te pueden ayudar.
  • Lo importante es conocer y asesorarte para llegar a un buen parto con tranquilidad y confianza.
  • Puede que sea la mejor aventura de vuestra vida, y hay que disfrutarla.

Un abrazo a todas las que empezáis la gran aventura de ser mamá.

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?