La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

LA IMPORTANCIA DEL DIAFRAGMA

Muchos pacientes se sorprenden cuando acuden a consulta por un dolor de espalda y en mitad de la sesión les pido que se pongan boca arriba para “tocarles la tripa”. Lo que busco en ese momento va a depender de cada paciente, de su sintomatología y de las causas de esta. Pero una cosa es segura: voy a explorar y, si es necesario, tratar el diafragma.

Fisioterapia, Masaje y Osteopatía- Clínica FISSIOS

Este músculo es clave en todas las cadenas musculares, es decir, necesario para prácticamente cualquier movimiento que el cuerpo realice. Pero ya no es sólo eso, es tan importante que incluso nuestra vida depende de él: sin él sería imposible respirar, es el responsable de que se abran los pulmones para coger aire, por no decir que es donde se apoya y sujeta el corazón. También sirve de sujeción a las vísceras abdominales,…

En definitiva, es un músculo muy importante dentro de nuestro cuerpo. Tiene capacidad para influir en muchos aspectos de nuestra salud y, a la vez, va a tener muchas maneras de expresar su fatiga o incluso lesión, así que debemos cuidarlo como se merece.

¿Cómo es el diafragma?

Se podría decir que el diafragma es un músculo plano con forma de bóveda aplanada en el centro con concavidad en su parte inferior, pero la realidad es que esto es muy gráfico. En verdad son dos cúpulas unidas en su zona central. Pero a mi parecer, es más fácil visualizarlo de esta manera.

Fisioterapia,Masaje y Osteopatía- Clínica FissiosEste músculo tiene una anatomía peculiar, ya no sólo por lo que ya hemos visto, sino también porque su origen no está en un extremo del músculo: su origen está en el centro. Esta zona se llama centro frénico, tiene forma de trébol y está formada por tejido tendinoso. Desde aquí parten las fibras musculares para insertarse en las últimas costillas, por el reborde costal (la parte más baja de la caja torácica) y las primeras vértebras lumbares. 

Por su posición y forma, no queda otra que ser atravesado por ciertas estructuras tan importantes como el esófago, la aorta (aunque por su forma realmente no lo llega a atravesar como tal, sino que pasa por detrás), la vena cava, los nervios vagos,...

Sobre él se apoyan el corazón y los pulmones, pero no sólo se van a apoyar, también se van a sujetar.

Los pulmones loFisioterapia, Masaje y Osteopatía- Clínica FISSIOS hacen a través de la pleura, que es una capa doble que envuelve a los pulmones y los sujeta tanto al diafragma como a las costillas, para que los pulmones se expandan o se encojan dependiendo de los movimientos de estos. Cuando el diafragma se contrae el centro frénico baja haciendo que la caja torácica amplíe su volumen. Por eso es imprescindible para respirar. De hecho, la inspiración se produce por una contracción activa del diafragma y la espiración por una relajación de este músculo. Por su parte, el corazón se sujeta a través de un conjunto de ligamentos que lo unen al diafragma a través de su cara inferior, que es la que apoya sobre el diafragma.

Por debajo, el diafragma se encuentra tapizado por el peritoneo, que es el encargado de envolver las vísceras y fijarlas en su sitio. Por la forma de este peritoneo, se podría decir, de una manera muy gráfica, que las vísceras “cuelgan” del diafragma.

Justo por debajo de él. Pegado a la cara interna, en la zona donde se inserta en las vértebras, se encuentra el plexo solar. Fisioterapia, Masaje y Osteopatía- Clíncia FissiosEsta estructura es una maraña nerviosa responsable de la información que rige el funcionamiento de las vísceras abdominales. Seguramente alguna vez has utilizado la respiración profunda (normalmente conocida como respiración diafragmática) para aliviar tensiones, estrés,... Pues la efectividad de esta técnica se debe, además de por la mejor oxigenación de los tejidos y la fijación de la atención que no te permite pensar en otra cosa; al masaje que se realiza sobre esta zona por el movimiento del diafragma, que normaliza las tensiones que llegan a este nivel. Al normalizar el plexo solar, la información que se transmite a las vísceras es de que se activen y cuando ellas se activan el resto del cuerpo se relaja (por eso después de comer nos da sueño).

 

¿Qué ocurre cuando se lesiona?

Como cualquier músculo, puede sufrir lesiones desde sobrecarga, hipertonía, e incluso desgarros, aunque estos son raros.

Lo normal es encontrarnos con lesiones originadas por alteraciones en la respiración, siendo lo más frecuente ataques de tos o estornudos, ESTRÉS (que cambia nuestra forma de respirar) o situaciones de apneas mantenidas (por ejemplo bucear a pulmón). También se puede lesionar tras traumatismos en la zona de las costillas bajas, esternón o en la zona media de la espalda.

Como cualquier músculo, uno de los síntomas es el propio dolor local, en la zona del reborde costal o referido en la zona de la espalda que se une la zona dorsal y la zona lumbar, más o menos a la altura del broche del sujetador (la charnela dorso-lumbar).

Pero como ya hemos visto, el diafragma tiene relación como muchas estructuras, y su mal funcionamiento va a repercutir en el estado de estas y viceversa. Algunas son muy fáciles de ver y otras hay que investigar un poco para dar con ellas:

  • A nivel respiratorio - Si el diafragma no está fuerte las inspiraciones no van a poder ser profundas, al igual que ocurre con las espiraciones si no es capaz de relajarse. Es decir, nuestro sistema respiratorio no va a ser eficiente.
  • A nivel del sistema fonatorio - Como ya hemos visto, la respiración no va a ser eficiente, por lo que al producir sonidos no vamos a contar con todo el aire que un aparato respiratorio en perfecto estado podría dar. Esto implica que nuestro tono de voz, volumen, color,… se va a ver alterado, e incluso este sistema podría verse sobrecargado provocando faringitis crónicas e incluso pólipos en este nivel al no tener un buen apoyo por parte del diafragma. Esto es muy interesante en personas que tienen que utilizar mucho su voz (profesores, comerciales, actores, cantantes). 
  • A nivel cardíaco - El corazón es una estructura que va a estar muy protegida, por lo que en principio no se va a ver afectado. Lo que sí ocurre es que como el corazón también se encuentra sujeto a la columna cervical por ligamentos, si el diafragma se encuentra en situación de hipertonía, el centro frénico va a estar más bajo de lo normal, lo que haría que el corazón se estirase.Como por nuestra naturaleza, el cuerpo lo va a proteger, loFisioterapia, Masaje y Osteopatía - Clínica Fissios que ocurre es que va a bajar el cuello, haciendo que se marque más las curvas dorsal y cervical (nos “sale chepa”). De esta forma se mantiene la distancia entre las cervicales y el centro frénico, es decir, se evita el estiramiento del corazón, pero va a tener consecuencias a distancia. Esta adaptación puede ser asintomática, pero lo normal es que se traduzca en dolor en la zona del cambio de curvas dorsal y cervical, dolor cervical, hiperlordosis (más conocido como “chepa” y/o “morrillo”), dolores de cabeza (por la mala posición que genera tensión muscular y disminución de la sangre que llega a ese nivel).
  • A nivel digestivo -Las vísceras abdominales se ven muy afectadas por el diafragma:
  1. Si hay mucha tensión en el diafragma este va a comprimir el esófago en el punto en que lo atraviesa, que coincide con el esfínter esofágico inferior. Esto va a impedir que haga un sellado eficaz y provocará reflujo esofágico que se caracteriza por ardor después de las comidas. También puede ocurrir que al no poderse abrir del todo a esta altura aparezca la sensación de que la comida llega a un punto y ya no pasa al estómago o incluso que el estómago se llena demasiado pronto.
  2. Al no poder estirarse bien, el centro frénico baja. Esto hace que disminuya el espacio que tienen las vísceras en la cavidad abdominal, por lo que estas buscarán aumentar este espacio y lo harán por donde es más débil: en la zona anterior (es decir, sale una tripa que no corresponde con el peso). A esto se le conoce como ptosis visceral. Si el tono abdominal es importante y es capaz de mantener su posición, puede ocurrir que las vísceras abdominales empujen a las pélvicas hacia abajo, dando problemas de incontinencia urinaria y ginecológicos en el caso de la mujer.
  3. Mientras respiramos se produce un pequeño bombeo en el plexo solar que facilita su correcto funcionamiento. Si la respiración está alterada va a cambiar la información que maneja este centro nervioso y la función visceral se va a ver alterada. Además el nervio vago, antes de unirse al plexo solar atraviesa el diafragma, por lo que una hipertonía a este nivel va a comprimirle y va a hacer que la información que llegue al plexo solar ya esté alterada.
  • A nivel de tensión arterial - El plexo solar, además de a las vísceras, también da información a las arterias. Las paredes de estas son músculos y reaccionan a la tensión igual que cualquier músculo, se contraen, haciendo que su diámetro sea más estrecho, aumentando así la tensión arterial.

 

¿Qué síntomas nos dará un problema de diafragma?

En resumen, los síntomas que podemos encontrar cuando el diafragma no trabaja de una forma correcta son:

  • Dolor local: en el reborde de las costillas. Este dolor suele asociarse a los movimientos respiratorios.
  • Dolor en la zona central de la espalda que se puede asociar o no a los movimientos respiratorios.
  • Incapacidad para realizar inspiraciones y/o espiraciones forzadas.
  • Disnea.
  • Disminución del volumen de la voz.
  • Irritación de garganta tras hablar mucho tiempo.
  • Dificultad e incluso incapacidad para llegar a ciertos tonos de voz.
  • Dolor en la zona donde se une la columna dorsal y la cervical (charnela cervico-dorsal)
  • Dolor cervical.
  • Hiperlordosis dorsal (“chepa”).
  • Dolor de cabeza.
  • Ardor de estómago.
  • Dolor en el epigastrio (en la boca del estómago).
  • Sensación de plenitud de estómago temprana.
  • Dificultad en el paso de los alimentos hacia el estómago.
  • Digestiones lentas y/o pesadas.
  • Mala tolerancia a alimentos grasos o fuertes.
  • Barriga que no corresponde con el peso (ptosis visceral)
  • Gases.
  • Estreñimiento. 

Fisioterapia,Masaje y Osteopatía- Clínica FISSIOS

 

Miriam García Hernández

Fisioterapeuta y Osteópata (C.O.)

 Nº colegiado 6105

 Clínica FISSIOS

 

Directiva de cookies

Este sitio utiliza cookies para el almacenamiento de información en su equipo.

¿Lo acepta?